Eco-union y otras 272 organizaciones de la sociedad civil, ‘think-tanks’, sindicatos y empresarios apoyados por académicos de toda la Unión Europea se han unido para pedir una reforma fundamental de las normas fiscales de la UE. Los gobiernos tienen la responsabilidad de dirigir el camino para llevar a cabo una transición verde socialmente justa.

  • La política económica en Europa no debe ceñirse únicamente a reducir la deuda.
  • La economía necesita cumplir con la reducción de desigualdades en el plano socioeconómico, intergeneracional y de género, la materialización de los derechos sociales y la protección del clima y el medio ambiente.
  • La Unión Europea desde su ámbito fiscal, debería respaldar las transiciones justas y una transformación sistemática de nuestras economías y sociedades para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C.

Lee y Firma el Manifesto aquí.