Un mayor uso de la red existente, una mejora de las infraestructuras nacionales y transfronterizas, y una fiscalidad adaptada son pilares fundamentales para potenciar el tren como principal medio de transporte para pasajeros en España y Europa

10 de febrero de 2021.- La asociación eco-union y la fundación ECODES, socios españoles del proyecto Europe on Rail, publican hoy el informePresente y futuro del transporte por ferrocarril para pasajeros en España” con el objetivo de impulsar políticas y medidas para fortalecer el transporte ferroviario nacional e internacional en España. Una necesidad que adquiere incluso mayor relevancia este 2021, cuando se celebra el Año Europeo del Ferrocarril.

Este informe muestra cómo el lanzamiento de nuevas conexiones transfronterizas directas con trenes diurnos y nocturnos entre las grandes ciudades europeas, la implementación de una fiscalidad ambiental que integre los beneficios del ferrocarril, y un incremento de las inversiones en las infraestructuras ferroviarias pueden contribuir exponencialmente a reducir las emisiones de CO2 en España y Europa. Ello convertiría, además, a este sistema de transporte en la opción preferente para los ciudadanos a la hora de planificar sus desplazamientos.

Consulta aquí el informe

El ferrocarril es indispensable para cumplir con los objetivos ambientales y climáticos ya acordados, y que se necesitan para responder a la emergencia climática a través del proceso de transformación y transición del transporte y la movilidad. Su sostenibilidad, alta capacidad y operatividad convierten al transporte ferroviario en palanca principal para lograr la descarbonización de nuestro país contribuyendo, al mismo tiempo, a la vertebración del territorio nacional y a un incremento de su competitividad y conectividad con Europa. 

Jérémie Fosse, director de la asociación eco-union y uno de los co-autores, subraya que “para alcanzar los objetivos climáticos en el sector del transporte y la movilidad, necesitamos una red ferroviaria atractiva, competitiva y sostenible que ofrezca una verdadera alternativa a las opciones más contaminantes como el avión y el vehículo privado“.

El Año Europeo del Ferrocarril debe ser el punto de partida tanto para el regreso de los trenes nocturnos como para nuevos trenes directos diurnos a través de Europa. Hasta ahora, no existe una red ferroviaria europea integrada, sólo un mosaico de sistemas ferroviarios nacionales. Los trenes suelen terminar sus conexiones en las fronteras, y para realizar un viaje internacional se necesitan múltiples billetes, en distintos idiomas y de varias compañías, sin que los derechos de los pasajeros sean garantizados en caso de retraso o cancelación.

En este sentido, para Mónica Vidal, directora de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES y co-autora del informe, “la vergüenza de volar y la necesidad de reducir las emisiones de CO2 se han convertido en un poderoso aliado de los trenes transfronterizos con mucho menos impacto climático que los aviones y el transporte por carretera. Es el momento de apostar por el transporte ferroviario en su conjunto como uno de los pilares fundamentales que nos lleven a lograr la descarbonización”.

No solamente las empresas, ONG y regiones demandan este impulso al ferrocarril frente a otros sistemas de transporte, sino que también la propia ciudadanía lo pide cada vez más. Por ejemplo, una encuesta realizada en septiembre de 2020 resaltó que dos tercios de los ciudadanos europeos apoyan la prohibición de los vuelos de corta distancia si se cubre la ruta en un máximo de 12 horas por tren. Sin embargo, hasta ahora, las conexiones ferroviarias ni siquiera existen entre todas las capitales europeas. Si nos fijamos en España, encontramos que actualmente no hay ningún tren directo entre Madrid y Lisboa o Madrid y París.

En el marco post-covid, los planes de recuperación, transformación y resiliencia pueden ser el espaldarazo económico que permita a los Estados financiar proyectos en esta dirección. Por eso, ahora, es el momento de tomar las decisiones adecuadas que contribuyan a impulsar un renacimiento ferroviario español y europeo que proporcione beneficios mutuos.

 

Europe on Rail es una iniciativa de varias organizaciones sin ánimo de lucro de España (ECODES & ecounion), Francia (France Nature Environnement), Alemania (GermanWatch), Polonia (Civil Affairs Institute) y Bélgica (Transport & Environment). La red trata de conseguir apoyo para un renacimiento del ferrocarril en Europa y el impulso al transporte ferroviario de pasajeros transfronterizo.

Contactos